El planeta salvaje 1


Atraído por el cine de animación debido a la influencia de muchas de las obras de Studio Ghibli, topé con este clásico del séptimo arte (La planète sauvage), film estrenado en el año 1973.

planeta salvaje

Dirigido por René Laloux y coproducido por Francia y Checoslovaquia, la historia está basada en la novela Oms en Série, del escritor francés Stefan Wul. A día de hoy, “El planeta salvaje” está considerada como un clásico del cine de animación europeo y es ganador de una Palma en canes.

La película nos sitúa en una atmosfera aparentemente futurista en la que los seres humanos, llamados “Oms”, no son más que mascotas o parásitos de un mundo habitado por los Draags, criaturas con forma humana con la dermis azul y unos grandes ojos rojos con una larga vida en comparación a los humanos. Terr, narrador y protagonista de esta película, es rescatado después de quedar huérfano por una niña Draag, la cual lo adopta como mascota poniéndole un collar para poder localizar y controlar su ubicación (cosa muy corriente al adoptar un Oms). De esta manera, Terr pasa a ser lo que se llama un “humano de lujo”. No obstante, un buen día Terr se encuentra presente en las lecciones de su ama en las que aprende más de lo que debería. Al poco tiempo, Terr escapa del lugar donde hasta el momento había vivido con una herramienta draag, lo que le servirá, cuando se una con oms salvajes, para conocer y destruir la raza de los Draags.

“El planeta salvaje” es una obra que consta de un argumento simple pero no por ello mal elaborado. Desde mi punto de vista, la idea de un narrador en voz en off dentro de una película no me pareció nunca muy acertada, sin embargo, en este film no solo muestra el punto de vista del personaje, sino que también evita que se pierda el hilo argumental.

En cuanto a la banda sonora, cabe destacar que predomina el uso de sintetizadores en la mayoría de los temas (con un estilo similar, en mi opinión, al de Joel Fajerman). Además de esto, la unión entre las cinemática de la película y la B.S son excelentes al igual que su estética y escenografía.

Y en cuanto a esto último, se caracteriza por un ambiente totalmente psicodélico y surrealista que en muchas ocasiones me ha recordado a las obras del pintor figuerense Salvador Dalí (1904-1989). Incluso en una de las escenas finales del film, podemos apreciar una escena inspirada en un cuadro de de Giorgio de Chirico (1888-1978).

Aun considerándose una de la grandes maravillas del cine animado de Europa, la verdad es que “El planeta salvaje” es una obra que en su época apenas se podía conseguir en VHS, sin embargo, actualmente los amantes de este tipo de cine están de verdadera suerte porque apareció en 2008 en DVD y plataforma digital. En resumen, puedo afirmar que este film es una autentica reliquia apta para todos los públicos llena de moraleja y sensibilidad.

Ruben Saperas


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Un comentario en “El planeta salvaje